Cómo crear un blog corporativo

El blog es uno de los elementos más importantes de la estrategia de Social Media. A la hora de la creación del blog, hay muchos aspectos de tener en cuenta:

Dominio propio

Tener un dominio propio permite proyectar una imagen profesional de tu empresa, ya que es como ser dueño de una propiedad virtual, con direcciones propias (correo, sitio web). Requiere mucho esfuerzo conseguir tráfico al blog. Al tener tu propio dominio el  dinero invertido en promover la dirección de tu sitio web no se perderá. Porque ¿quien puede garantizarte que tu actual proveedor no dejará de existir, y que de repente tengas forzosamente que cambiar de proveedor?

i_love_blogging

El aspecto del blog

El diseño del blog corporativo debe seguir las líneas de la página web corporativo. Hay que tener en cuenta la uniformidad de la marca.

El bloguero

Algunos empresarios piensan que “cualquier persona puede manejar el blog”.  La verdad es que hoy en día, tal y como está la cosa, es verdad que cualquier persona que sepa escribir puede tener un blog. Sin embargo, eso no significa que la calidad del contenido sea muy elevada. Sí, es verdad que muchas personas pueden aprender a ser un buen bloguero,  pero para eso es importante una formación previa. Hay que saber cómo se debe redactar un artículo para llamar la atención de los seguidores, aparte de tener al menos unos conocimientos básicos de SEO.

Una opción interesante puede ser contar con una persona externa que lleve el blog, siempre después de obtener una formación adecuada. El bloguero externo debe conocer bien los valores de la empresa para poder comunicarlos correctamente a través del blog corporativo.

El contenido

Hay que tener en cuenta que para hacer un buen artículo hay que saber del tema o hacer un buen trabajo de investigación.  Es como siempre, si lo quieres hacer bien, lo tienes que dedicar tiempo. El tiempo es algo del que se quejan muchos de mis amigos blogueros. Dicen que no tienen tiempo para otras cosas desde que tienen el blog. Por eso, es importante establecer cada cuánto se debe actualizarlo. Según experiencia propia suele bastar con 1-2 veces por semana.

El artículo en sí, no debe ser muy extenso. Los usuarios de Internet no están acostumbrados a permanecer más de dos o tres minutos leyendo un artículo.

Compartir el blog

Hay que tener en cuenta que por muy bueno que sea el blog,  no existe si no lo compartimos. Si antes se decía que “lo que no sale por los medios, no existe”, la frase de actual es “lo que no se comparte, no existe”.

No hay que olvidar que la misión de la estrategia es que nos recomienden. Para eso, hay que facilitarle al usuario el poder hacerlo, con botones en las entradas del blog y dando de alta el blog en los rankings y los marcadores sociales.

Las ventajas del blog

Algunas de las ventajas del blog es la importancia de los enlaces para el SEO, el linkbuilding. El blog es además una buena herramienta para dar de conocer los conocimientos de la persona detrás de la empresa, dentro de su sector, y una manera adicional para los clientes de poder acercarse a la empresa.

******

Después de leer esto quizás te preguntas por qué digo que es importante tener un dominio propio y luego uso WordPress.com… Uso WordPress.com para publicar mis entradas en español, pero para gestiones relacionadas con mi empresa uso los dominios de Mallorcabloggen (un blog de Mallorca en sueco) e Informationskonsulten (mi web de Social Media en sueco).